Querer no siempre es poder.

La fuerza de voluntad va de la mano del compromiso y el trabajo terapéutico.

En rehabilitación, cuando nuestras pacientes y nuestros pacientes inician el tratamiento, siempre intentan agarrarse a la fuerza de voluntad como si de un dogma de fe se tratase. Apelan continuamente a la fuerza mental y subordinan su rehabilitación y abstinencia a factores que poco tienen que ver con una rehabilitación óptima y a largo plazo.

El método CIAS se compone de múltiples factores biopsicosociales, no solo se trata de fuerza mental como el eje del cambio, sino que debe de estar compuesta de muchas herramientas psicopedagógicas como:

  • Cambios de conductas y hábitos.
  • Cambios de patrones de pensamiento.
  • Concienciación de enfermedad.
  • Eliminar la idealización del consumo como parte fundamental.

La adicción según la OMS.

La adicción es una enfermedad mental catalogada por organismos competentes como la OMS (Organización Mundial de la Salud) y como tal, y como una enfermedad mental tiene que tratarse. Si fuese suficiente solo con la fuerza de voluntad, nuestro trabajo como profesionales de la salud mental y la psicoeducación quedaría relegada a un simple acompañamiento.

La adicción también requiere un control y afrontamiento de las emociones, reciclar nuestras percepciones acerca de lo que nos rodea, recuperar y disfrutar de lo cotidiano además de un trabajo de habilidades sociales que trabajen la asertividad, empatía y la capacidad de mostrarse firmes ante los estímulos y las posibilidades de recaída que durante toda su vida se van a encontrar.

En Centro CIAS nos centramos en acompañar en ese cambio global que necesitan nuestras pacientes y nuestros pacientes. Este tipo de enfermedades mentales requieren de una constante supervisión por parte de expertos en la materia. Por ello, nuestro un equipo multidisciplinar abarca todas las áreas necesarias para conseguir el progreso y recuperación de quienes nos brindan la oportunidad de poder ayudarlos.

× Escríbenos e infórmate